Páginas

jueves, 9 de diciembre de 2010

Y SI ME PERDONAS?






Leah:  

¿Para qué perder el tiempo tratando de explicar lo que no tiene explicación alguna?
¿Para qué tratar de excusar aquello que no tiene excusa?
Sé que estoy lejos de ser la amiga ideal, que quizás soy demasiado egoísta por encerrarme en mi misma y no percatarme de los cambios en mi entorno hasta cuando ya son irremediable.
Quizá eso fue lo que pasó ¿cierto?
No soy merecedora de muchas cosas buenas que me han pasado en la vida, ni de muchas personas buenas que me rodean y me apoyan no importan cuán lejos esté. Pero soy lo suficientemente egoísta como para no querer dejarlas ir.
Como tú, por ejemplo.
Nunca fue mi intención que me vieses de una manera que no soy, sabes a ciencia cierta que no soy la mas demostrativa ni la más abierta en cuanto a mis emociones, por eso creí que las sobreentenderías. Nunca creí que debía explicarlas en voz alta.
¿te acuerdas cuando nos conocimos de aquella manera tan poco ortodoxa? Nos caíamos mal. Demasiado mal como para querer cruzar una palabra. Pero aún así nos enfrascamos en querer tratarnos y demostrar que aunque éramos distintas en todo podíamos ser afines en algo y así lograr ser buenas amigas.
Quizá eso fue lo que nos pasó. Se impusieron las diferencias, y con el tiempo encontramos personas con las cuales nos sentimos más afines ¿pero sabes algo?
Ni siquiera así podría dejar de quererte; porque eres todo lo opuesto a mí. Porque crees que lo blanco es bueno y lo negro es malo y yo en cambio creo en un diferente matiz de colores. Porque eres demostrativa y cariñosa cuando yo soy cerrada y recelosa; pero a pesar de todo eso: siempre te voy a querer.
De verdad te quise y aún te quiero como esa hermana que es mi polo opuesto, pero la vida nos ha puesto cierta cantidad de piedras en el camino que ojalá seamos capaces de sortear.
Te digo todo esto en una carta porque soy cobarde, no me gusta llorar (eso lo sabes) y no me gusta enfrentar estas situaciones.
Y si me perdonas y decides que quieres seguir siendo mi amiga a pesar de todo, te seguiré esperando del otro lado. Sabes en donde encontrarme.
Y si me perdonas recordando cuando nos sentábamos toda una tarde a criticar a quienes nos caían mal y nos reíamos poniéndoles sobrenombres; pues llámame. Estoy al alcance de un ring.
Pero si decides no perdonarme, me iré recordando que durante un tiempo que quizás fue demasiado corto; tuve una amiga que compartió conmigo todo y me dio mucho. Que me ayudó a ser una persona mejor y con la que compartí muchas anécdotas divertidas que le contaré a mis hijos cuando quiera robarles una sonrisa. Que conocí un ser humano espectacular y con una caridad infinita que a veces hacía que mi eterno lado oscuro se retorciera de vergüenza por ser tan mala persona.

Me iré feliz porque aunque fue por poco tiempo. Tuve una buena amiga y una buena hermana.

Espero que no sea demasiado tarde.

Te quiere, Bella.


Arrugué el papel  y lo enterré en un hueco que había en la tierra. Luego lo tapé con rabia, con pena, con decepción. Con una serie de sentimientos enfrentados. 
Y sí, con dolor también.
Porque si te quise como mi hermana y todas esa cosas que dijiste. Pero es muy tarde Bella.
Las palabras no significan nada cuando no me las dices a la cara.
Y menos cuando la persona muere.
Limpio las mezquinas lágrimas que anegan mis ojos y me aparto de tu tumba 
dejando tu mensaje contigo.
Al fin y al cabo, lo recibí demasiado tarde para decirte que te perdonaba.
Nunca esperaste mi respuesta.

**************************************************************************************
no diré nombre..eso está demás...y esta es mi forma de explicarme. No convencional y quizá no perfecta. Solo espero que entiendas.


1 comentario:

  1. ooh Hermana!!, esta hermoso, nose quien va dedicado, pero esa persona debe de ser muy especial para ti!!, te quede hermoso!!, te quiero!! y te deseo lo mejor siempree!!... besos

    ResponderEliminar

Followers

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More